Infecciones al volante: cómo lavarse las manos paso a paso

Está comprobado que más del 80% de las enfermedades infecciosas -como la gripe y la gastroenteritis- se transmiten a través de las manos. Mediante estas extremidades transportas bacterias y virus que permanecen (según su ciclo de vida) en puertas, teléfonos o partes del vehículo. Ante la pandemia del COVID-19, mantener las manos limpias y lavarlas correctamente ha tomado especial relevancia para evitar contagios.

El principal foco de bacterias del auto

En el habitáculo de tu automóvil, los “puntos calientes”, es decir, los que integran el mayor número de bacterias y virus son los que están en contacto con tus manos, como el volante, la radio y la palanca de cambios.

De hecho, un estudio realizado en la Universidad Queen Mary en Londres expuso como resultado la presencia de 700 tipos diferentes de bacterias al interior de los autos, una cifra mucho más alta que los 60 tipos que conviven en un baño público promedio.

Pero, en el concurso del elemento más infeccioso, el volante, sin duda, gana el primer lugar. Se estima que este elemento contiene más de 600 unidades formadoras de colonias (CFU), según la National Center for Biotechology de Estados Unidos.

Cómo limpiar el volante del vehículo

Para desinfectar el volante de tu auto necesitarás: brocha o cepillo suave, paño de microfibra, paño de algodón y líquido limpiador desinfectante. Los siguientes pasos te ilustran acerca de cómo limpiar el volante del coche:

  1. Limpia el polvo con la brocha.
  2. Aplica el limpiador sobre el paño, no sobre el volante.
  3. Con el paño impregnado, frota la superficie del volante con movimientos giratorios. Concéntrate en la parte frontal y la circunferencia de agarre. Frota bien donde presente más brillo.
  4. Limpia en el interior de la circunferencia y por detrás del volante.
  5. Con el paño de algodón humedecido con agua, frota toda la superficie del volante para quitar los restos de limpiador y suciedad, y deja secar.
  6. Repite este proceso con frecuencia.

Errores comunes al lavarse las manos

Mantener tus manos limpias es el primer paso para garantizar la limpieza del volante del auto. Pero debes hacerlo de la manera correcta porque se estima que el 97% de las veces se realiza de forma poco eficiente.

Entre los principales errores que puedes cometer al lavarte las manos se encuentran un lavado rápido en menos de 30 segundos y sin utilizar jabón; lavarse superficialmente; no hacerlo de forma periódica, y secarse incorrectamente, entre otros.

Cómo lavarse las manos según la OMS (Organización Mundial de la Salud)

Para reducir las probabilidades de contagio de COVID-19 conoce cómo lavarse las manos paso a paso, de acuerdo con las indicaciones de la OMS:

  1. Mójate las manos con agua.
  2. Coloca en tu mano jabón suficiente que cubra todas las superficies.
  3. Frota las palmas de las manos entre sí.
  4. Frota la palma de una mano contra el dorso de la mano opuesta. Entrelaza los dedos de ambas manos y frótalas entre sí.
  5. Frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano de la otra.
  6. Frota los pulgares de ambas manos, con un movimiento giratorio, atrapándolos entre la palma y el pulgar de la mano opuesta.
  7. Frota la punta de los dedos de una mano contra la palma de la mano de la otra.
  8. Enjuaga tus manos con abundante agua.
  9. Seca tus manos con una toalla desechable.
  10. Cierra la llave con esa toalla.
  11. El lavado debe durar entre 40 y 60 segundos.

Después de haber leído cómo lavarse las manos según la OMS, es necesario que lo pongas en práctica con el fin de evitar ciertas bacterias y virus que con el tiempo podrían causarte infecciones, como el COVID-19.

Saber cómo lavarse las manos paso a paso y cómo desinfectar el volante es especialmente importante en una época de emergencia sanitaria. El aplicar todos los cuidados en tu auto en cuarentena podrá hacer mucho por cuidar tu vida y la de tus seres queridos.

Share this post